Cómo afectan la salud las bebidas energéticas


Foto: FORBES

Así como gran cantidad de personas necesitan una taza de café para comenzar su día, hay quienes prefieren dar los primeros pasos de la mañana probando un bebida energética con taurina y cafeína. Pero, ¿realmente dañan la salud? Cada año, aparece nueva publicidad sobre los efectos de ciertas bebidas en el organismo. Una de ellas son las bebidas energéticas. ¿Qué necesitamos conocer sobre ellas? ¿Cómo afectan la salud si solo contienen cafeína, taurina y guaraná?

La primera bebida energética apareció en Estados Unidos en 1949 y en Europa en 1987.

¿Qué debemos conocer de las bebidas energéticas?

Los científicos por décadas han establecido que las bebidas energéticas son nocivas para la salud. Sin embargo en el mercado se han vuelto muy populares y es libre su consumo, especialmente si se trata para laborar horas extras o tener energía para una larga madrugada. Las bebidas energéticas mejoran la concentración, reducen la somnolencia, brindan fuerza y eliminan la fatiga; pero también aumentan la presión arterial e irritación.

Los deportistas también la consumen, aunque un estudio reciente concluyó que las bebidas sin cafeína y con alto contenido de fructosa aceleran el daño renal cuando se beben después del entrenamiento o durante el ejercicio.

Composición de las bebidas energéticas

Los ingredientes de las bebidas energéticas varían. Sin embargo, algunas presentan unos elementos estándares como lo son:

  • Cafeína
  • Taurina
  • Guaraná

También incluyen azúcar artificial, que se puede llamar:

  • Aspartamo
  • Sucralosa
  • Sorbitol
  • Maltodextrina
  • Monitol

Nocividad de las bebidas energéticas

Es entendible que día a día se nos presenten problemas y busquemos alternativas para sortearlos, muchas personas desean combatir la somnolencia, mejorar la concentración y estimular el trabajo del cuerpo mediante el consumo de bebidas energéticas. Estas bebidas están diseñadas para personas que necesitan un impulso de energía durante el día, pues estimulan el cerebro y el cuerpo.

Las bebidas energéticas están preparadas con: cafeína, ginseng, taurina, y diversas vitaminas. Cuando son consumidas en exceso se acelera el deterioro del corazón, generando arritmia, agitación, problemas respiratorios y disminución de la concentración y, en casos extremos, pérdida del conocimiento.

La British Medical Journal, realizó un estudio donde se encontraron que las bebidas energéticas deterioran el hígado ocasionando la aparición de hepatitis aguda.

¿Qué hacen las bebidas energéticas en el cuerpo?

  • Los primeros 10 minutos después de consumir una bebida energética, la cafeína penetra al torrente sanguíneo haciendo que la presión arterial y la frecuencia cardíaca comiencen a subir.
  • 40 minutos después de tomar la bebida, se activa el estado de alerta y la concentración.
  • Luego de 45 minutos de ingerir la bebida energética, la cafeína se absorbe por completo y el cuerpo comienza a responder ante ella: las pupilas se dilatan, la presión arterial aumenta y el hígado aumenta los niveles de azúcar en la sangre, esto provoca que el páncreas secrete insulina, haciendo que el cuerpo almacene el exceso de azúcar en forma de grasa. Los receptores de adenosina en el cerebro se bloquean para prevenir la somnolencia; se incrementa el riesgo de enfermedad cardiovascular.
  • Después de 1 hora, el cuerpo comienza a relajarse. Los niveles de azúcar en la sangre bajan y la cafeína se reduce lentamente. Como resultado, nos sentimos cansados ​​e incluso podemos desarrollar síntomas de deshidratación.
  • Las 12 horas posteriores, la persona eliminará completamente la cafeína del torrente sanguíneo, pero factores como la edad, el nivel de actividad y el género no la desechará del todo.
  • A las 24 horas de la primera bebida, el cuerpo deseará otra.

Bebidas energéticas y salud

Los elementos que forman parte de las bebidas energéticas poseen efecto deshidratante, aumentan la frecuencia de los latidos del corazón y elevan el nivel de hormonas causantes de estrés en el cuerpo.

  • Las moléculas de cortisol penetran en el cerebro y estimulan la corteza cerebral.
  • Los estimulantes también dilatan los vasos sanguíneos, permitiendo que entre más oxígeno al cerebro y funcione de manera más eficiente. Bajo la influencia de las bebidas energéticas, la actividad cerebral aumenta rápidamente.
  • Culminado el ciclo de estimulación, la fatiga aparece con bastante rapidez y con efecto radical.

Efectos secundarios de las bebidas energéticas

Los efectos secundarios resultantes del consumo excesivo de bebidas energéticas incluyen:

  • Agitación psicomotora
  • Baja en la motivación
  • Dificultad para concentrarse
  • Dolores de cabeza
  • Depresión
  • Fatiga

Las bebidas energéticas se vuelven aún más peligrosas cuando se combinan con  alcohol.

¿En algún momento has consumido bebidas energéticas?