¿Conoces qué es la Psoriasis? Aquí le contamos


Cortesia: pixabay.com

La psoriasis es una de las enfermedades dermatológicas más frecuentes, es del tipo crónica, inflamatoria con aspecto de lesión cutánea, sus causas no están del todo claras en la actualidad. Es una enfermedad poco común en África y Asia pero en Estados Unidos y Europa afecta al menos un 2% de la población.

Se han hecho innumerables investigaciones para descifrar las causas de la psoriasis sin una conclusión definitiva de la misma. Algunos estudios apuntan que el polimorfismo del gen HLA-Cw6, las células de Langerhans y linfocitos T auxiliares (Th1, Th17) tienen un papel preponderante en su aparición. Afecta tanto a hombres como a mujeres.

¿Por qué es tan común la psoriasis en delimitadas áreas del mundo?

Las estadísticas de instituciones afines a la salud señalan que los afectados por psoriasis en la población mundial abarca del 2 al 4%. Los factores genéticos son los propulsores en el desarrollo de la psoriasis; pero la manera en que es heredada no se define por completo. Existen 2 clases de psoriasis: que son la tipo I y tipo II:

  • Psoriasis tipo I: se relaciona con la herencia autosómica dominante y comienza a temprana edad, antes de los 40 años.
  • La psoriasis tipo II: por lo general comienza entre los 50 y 70 años.

La psoriasis puede ocurrir a cualquier edad.

¿Cómo se manifiesta la psoriasis?

La primera lesión originada por la psoriasis se manifiesta como uno o varios bultos de color marrón rojizo, de 1 a 2 cm de tamaño que aparecen en los codos, rodillas, manos, pies, cuero cabelludo y uñas. Las lesiones más desarrolladas son grandes, de pocos centímetros de tamaño y cubiertas con escamas plateadas. Dentro de las lesiones, hay una reducción significativa de la hidratación en la epidermis, que es visible por una mayor sequedad cutánea.

Psoriasis del cuero cabelludo

En la mayoría de los casos se manifiesta por un rascado habitual en el costado y la parte posterior del cuero cabelludo, detrás de las orejas, en la frente y en la nuca.

Psoriasis ungueal

Las uñas también pueden verse afectadas por lesiones psoriásicas, mostrando los siguientes síntomas característicos:

  • Huecos en la placa.
  • Presencias de manchas.
  • Onicólisis.
  • Hiperqueratosis subungueal.

Tipos más comunes de psoriasis:

  • Psoriasis común

Psoriasis pustulosa: tiene dos variantes: la general (es la psoriasis más grave) y la local (psoriasis pustulosa de manos y pies)

  • Psoriasis general (eritrodermia): los pacientes presentan cuadros febriles mientras la psoriasis cubre toda la superficie del cuerpo.

Psoriasis articular: esta psoriasis presenta una característica adicional, ya que puede provocar discapacidad permanente afectando a las articulaciones. Además del aparato motor, la psoriasis no afecta a otros órganos internos.

¿Cómo actuar en caso de síntomas?

Si observas que repentinamente hay bultos protuberantes en tu cuerpo acude a una consulta con el dermatólogo.

El diagnóstico médico de la psoriasis se ejecuta por revisión de las erupciones en rodillas, codos y cuero cabelludo.

El médico puede ejecutar una biopsia de la lesión para efectuar una valoración histopatológica.

Alimentación durante la psoriasis

Aunque hay muchos estudios, no se ha declarado una alimentación específica para pacientes con psoriasis. Sin embargo se recomienda adoptar una dieta balanceada, rica en frutas, verduras, granos integrales y grasas; además de mantener una adecuada hidratación, se recomienda beber de 1.5 a 2 litros de agua durante el día.

Tratamiento de la psoriasis

Los fines que persiguen el tratamiento de la psoriasis son:

  • Mejorar la calidad de vida del paciente.
  • Reducir el esparcimiento de la enfermedad.
  • Controlar sus síntomas a largo plazo.
  • Reducir los efectos secundarios de otros tratamientos.

El paciente debe saber que la psoriasis es una enfermedad crónica y recurrente, pero no contagiosa ni maligna. Se sugiere evitar el consumo de alcohol, hacer ejercicio físico, comer balanceadamente.

¿Qué se recomienda durante la psoriasis?

Los pacientes de esta enfermedad solo pueden tratarse por vía tópica; que consiste en la eliminación de escamas y luego en minimizar la proliferación de bultos en la dermis de manera excesiva. Las preparaciones medicinales están disponibles en forma de cremas, ungüentos, lociones. El tipo de terapia depende del lugar de las lesiones, preferencia del paciente y tipo de psoriasis.

  • Alquitrán: se diagnostica en forma de ungüentos y pastas.
  • Preparaciones queratolíticas (ácido salicílico, urea): reducen la cantidad de escamas y ayuda a que otras preparaciones ingresen por la piel.
  • Vitamina D3 (calcipotriol, tacalcitol): tiene propiedades terapéuticas con menos efectos secundarios en comparación con los corticosteroides tópicos. Inhiben la proliferación de queratinocitos, estimulan la queratinización y reducen las células inflamatorias.
  • Glucocorticosteroides tópicos: presentan propiedades antiinflamatorias, antiproliferativas e inmunomoduladoras muy fuertes. Ya que sus efectos son muy potentes en el tratamiento de la enfermedad, deben ser aplicados bajo supervisión médica para evitar terribles consecuencias que involucran: atrofia de la piel, adelgazamiento, albinismo, empeoramiento de la psoriasis, infección de la piel, conversión de psoriasis estable en pustulosa.

Tratamiento general

  • Fototerapia y fotoquimioterapia: la fototerapia es la exposición del cuerpo contra una luz ultravioleta originada por lámparas especiales (se emplea radiación UVB de banda estrecha de 311 nm). Este tratamiento es aplicado por personal altamente capacitado. La fotoquimioterapia es una combinación de un fármaco fotosensibilizante con rayos ulravioletas. Este procedimiento se utiliza en pacientes con lesiones resistentes al tratamiento tópico o para personas con psoriasis que cubre más del 10% de la superficie corporal. Los rayos ultravioletas son absorbidos completamente por la dermis; los pacientes son irradiados de 2 a 3 veces en la semana en un tiempo de 3 a 10 semanas dependiendo de su respuesta al tratamiento. Este efectivo procedimiento se puede mezclar con vitamina D3 o alquitrán. La fototerapia puede ser aplicada en todo tipo de pacientes (incluyendo mujeres embarazadas y niños mayores de 8 años). Pero si se aplica en exceso genera consecuencias a largo plazo en forma de cáncer de piel; carcinoma de células escamosas.
  • Ciclosporina: es un medicamento inmunosupresor. Por su toxicidad, se indica en casos de psoriasis resistente a otros tratamientos.
  • Ditranol: es un medicamento que inhibe la síntesis de ADN y las enzimas celulares. Está contraindicado en mujeres embarazadas.
  • Fármacos biológicos (adalimumab, etanercept, infiximab, ustekinumab): estos medicamentos actúan sobre las citocinas involucradas en la inmunopatogénesis de la psoriasis. Se suministran mediante inyección (por vía subcutánea o intravenosa). Son aplicados en pacientes con psoriasis severa resistente a otros tratamientos. Su función es reducir la proliferación de las lesiones y mejorar la salud del paciente.
  • Metotrexato: es la medicina más utilizada para combatir la psoriasis por ser citostática. Antes de utilizarla se necesita realizar un análisis de laboratorio, hemograma completo, pruebas de función renal y hepática, radiografía de tórax y análisis médico general. El tratamiento debe ser aplicado bajo estricta inspección.
  • Retinoides: es utilizado en casos de psoriasis pustulosa.
  • Higiene de la piel: para los pacientes con psoriasis, el cuidado corporal es fundamental para tratar la enfermedad.

¿La psoriasis tiene cura?

Esta enfermedad es crónica con etapas de remisión y exacerbación de las lesiones cutáneas.

Durante el período de remisión de las lesiones hay que evitar los agentes que puedan contribuir a la exacerbación de la psoriasis (evitar que las heridas en el cuerpo se inflamen, evitar resfriados, no fumar, evitar ciertos medicamentos orales y tener la piel seca, tener cuidado de rasguños o laceraciones).

Para concluir:

  1. La psoriasis no es contagiosa.
  2. Es una enfermedad crónica que afecta aproximadamente al 2% de la población. Los factores genéticos e inmunológicos son los responsables de su avance.
  3. Sus desencadenantes son: infecciones, estrés, ciertos medicamentos, tabaquismo, alcohol.
  4. La mayoría de los pacientes con psoriasis leve a moderada pueden tratarse únicamente con medicamentos tópicos.
  5. La psoriasis requiere tratamiento general en algunos pacientes.