El dato: 63,1 % de las personas reportadas como desaparecidas este año en Medellín han aparecido con vida


Foto tomada de: Youtube

La Alcaldía de Medellín continúa fortaleciendo los mecanismos de búsqueda de las personas reportadas como desaparecidas, lo que ha permitido aumentar el índice de hallazgos durante este año, en su mayoría con vida.

Entre el primero de enero y el 11 de noviembre, se recibieron 171 denuncias por casos de desapariciones, en los cuales 108 personas aparecieron con vida, lo que equivale al 63,1 % del total. Infortunadamente, hubo siete hechos en los que las personas fueron halladas muertas.

También pueden leer: Alcaldia de Medellín ofrece hasta 20 millones de pesos a quien de con el paradero de Luz Leidy Vanegas

Además, en 28 situaciones se mantiene activa la ruta de búsqueda y de los 28 restantes no se logró consolidar información, debido a que los familiares no estuvieron interesados en aportar datos o abrir una ruta de búsqueda, porque en muchos casos sus seres queridos aparecieron sanos y salvos.

En 2019, no se tuvieron reportes del primer trimestre. Según las cifras de abril a noviembre, se denunciaron 79 casos y se encontraron 43 personas, es decir el 54 %, de las cuales tres estaban muertas.

Una de las particularidades es el aumento de la desaparición de mujeres, pues muchas optan por huir sin decir nada cuando se exacerba la violencia intrafamiliar. Mientras que entre abril y diciembre de 2019 hubo 30 mujeres desaparecidas, en 2020, a la fecha, van 64.

Se ha identificado que esta situación se ocasiona, algunas veces, por dinámicas al interior de la familia que no están funcionando, relacionadas con la comunicación, la convivencia, la ausencia de límites y de acompañamiento, entre otras, tras lo cual algunas personas optan por huir. Ante esta problemática, la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos trabaja desde distintos frentes para fortalecer las relaciones en los hogares, acercarles oportunidades y promover una mejor calidad de vida.

Los especialistas han identificado, en algunos episodios de desaparición, la posible acción de redes para abuso y utilización sexual, mientras que, en el caso de las personas mayores (van seis casos entre los 61 y los 72 años), las desapariciones se han presentado por asuntos de salud mental, enfermedades neurodegenerativas o discapacidades cognitivas. En los hombres y las mujeres de 18 a 55 años imperan razones como amenazas, conflictos con sus parejas y otros motivos que se desconocen.