Imputan cargos contra «Didi», «Beat», «Cabify» y «Fory» por violación de normas de transporte en Colombia


Foto tomada de: www.reporteindigo.com

La Superintendencia de Transporte recibió denuncias de parte de varios ciudadanos, relacionadas con el presunto uso de herramientas o plataformas para la prestación de transporte ilegal.

Después de la averiguación preliminar, la Superintendencia, con la evidencia recaudada, imputó cargos contra cuatro empresas, relacionadas con las aplicaciones “Didi”, “Beat”, “Cabify” y “Fory”.

Al respecto, el Superintendente de Transporte, Camilo Pabón Almanza, señaló que «hemos encontrado méritos para imputar cargos a cuatro empresas, cuyas multas podrían superar los 8 mil millones de pesos (aproximadamente unos 2.3 millones de dólares) para cada una de las empresas, si se les encuentra responsables de los cargos imputados”.

Los cargos a las empresas

Respecto de las empresas relacionadas con “Didi”, “Beat” y “Cabify”, se les imputaron cargos por presuntamente (i) facilitar la prestación de transporte con vehículos que no tendrían las condiciones técnico mecánicas exigidas, ni contarían con los mantenimientos preventivos y alistamientos diarios exigidos por la ley; (ii) facilitar la prestación de transporte con vehículos que no están homologados ni matriculados para servicio público, (iii) facilitar la prestación de transporte con conductores que no tendrían la licencia de conducción para transporte público, ni las capacitaciones ni los programas de medicina preventiva requeridos, (iv) facilitar la prestación de transporte sin contar con un plan estratégico de seguridad vial, (v) facilitar la prestación de transporte sin contar con los seguros que cubran los riesgos según las exigencias legales, (vi) facilitar la prestación de transporte por sujetos que no están constituidos ni habilitados de acuerdo con los requisitos legales, (vii) por alterar el servicio público, entre otros.

En el caso de “Fory”, la imputación tiene relación con que presuntamente no suministró información requerida por la Superintendencia de Transporte, sin perjuicio de que continua la averiguación preliminar respecto de otros posibles cargos.

En caso de ser encontradas responsables, cada empresa podría estar sujeta a órdenes administrativas y ser multada hasta con $8.602’459.600.oo.