Ingenieros y Arquitectos validará acciones técnicas de procesos que se adelantan para el control de olores en Aguas Claras


Foto: www.fotosgrupoepm.com

La Sociedad Antioqueña de Ingenieros y Arquitectos (SAI) Inició la consultoría técnica conceptual para revisar y verificar el plan de acción para mitigar y controlar los olores que se generan en la planta de tratamiento de aguas residuales Aguas Claras, ubicada en el municipio de Bello.

Esta consultoría se contrató para que a través de una entidad con un alto reconocimiento en el país y en el sector de la ingeniería regional y nacional, se valide la implementación de las 36 acciones que actualmente se adelantan para la mitigación y control de olores por parte de EPM y su filial, Aguas Nacionales en la planta Aguas Claras.

De acuerdo con la estrategia planteada para la mitigación de olores en la Planta Aguas Claras, Aguas Nacionales consideró conveniente contar con un informe técnico de un ente externo experto, basado en criterios de ingeniería de medio ambiente y de ingeniería de procesos, de cara a la conveniencia para la comunidad; razón por la cual se vio necesario contar con una consultoría de una entidad especializada, independiente, imparcial, con credibilidad y experiencia en la materia.

La comisión de especialistas de la SAI realizó la primera verificación en campo en la planta Aguas Claras el pasado 23 de septiembre. “En la Sociedad Antioqueña de Ingenieros estamos haciendo un acompañamiento, interventoría y verificación de todos los procesos de implementación de las mejoras que ha realizado Aguas Nacionales en la parte de control de olores”, indicó John Jairo Betancur Sierra, ingeniero mecánico de la Universidad Pontificia Bolivariana, miembro de la SAI.

Aguas Claras EPM tiene una capacidad de tratamiento promedio de 5,0 metros cúbicos por segundo. A la Planta llegan las aguas residuales provenientes de Medellín y Bello, de alrededor de 2.200.000 de habitantes. Actualmente, trata un promedio diario aproximado de 4 metros cúbicos por segundo, equivalente al agua requerida para llenar cerca de 150 piscinas olímpicas al día. El proceso de tratamiento de las aguas residuales en la planta Aguas Claras es fundamental para el mejoramiento de las condiciones ambientales, aportando, junto a la Planta San Fernando, en Itagüí, al tratamiento del 84% de las aguas residuales del Valle de Aburrá.