Medellín presenta estabilidad en el comportamiento de la pandemia de la Covid-19


Foto: Alcaldía de Itagüí

La Alcaldía de Medellín informó que tras pasar el pico del virus entre agosto y septiembre, la ciudad ha presentado un comportamiento estable en el manejo de la pandemia.

De acuerdo con los reportes diarios de coronavirus en la ciudad y en referencia a los anunciados durante el fin de semana, corresponden en gran medida a casos confirmados en fechas anteriores a las dos semanas previas.

La estabilidad de la curva también se refleja en la letalidad, que se encuentra en 1,93 y en la mortalidad, que está en 58,3 personas por 100 mil habitantes, lo que muestra que no se presentan incrementos significativos.

La secretaria de Salud, Andree Uribe Montoya se refirió al reporte general de la pandemia, haciendo énfasis en las proyecciones y la importancia de acatar las medidas de bioseguridad para la protección de las personas mayores.

«La ciudad de Medellín sigue con unas cifras estables, la ocupación continúa de la misma manera y es importante recalcar que aproximadamente el 30 % de la ocupación total está por diagnóstico de Coronavirus, que no permite que levantemos las medidas y lo que nos invita es a seguir lavándonos las manos, usando el tapabocas y llevando a cabo el distanciamiento, sobre todo con los adultos mayores», señaló.

En cuanto a la ocupación, Medellín tiene 1.000 camas UCI instaladas, de las cuales 780 están activas y reportadas en el Registro Especial de Prestadores de Servicios de Salud (REPS).

De activarse las 220 camas pendientes, la ocupación llegaría a 66 %, todavía en alerta amarilla.

Con las camas activas, se tiene una ocupación del 84,7 % equivalente a 661 camas, de las cuales el 36 % tienen patología COVID confirmada, el 10 % presentan Infecciones Respiratorias Agudas y el 54 % restante corresponden a pacientes con otras enfermedades.

De los 236 pacientes COVID en UCI, 64 son de otros municipios: 17 pacientes de Bello, 9 de Envigado, 7 de Itagüí, 5 de Sabaneta y los demás de Caldas, La Estrella, Puerto Berrío, Girardota, entre otros.

Como en el momento el 36 % de la ocupación actual corresponde a COVID-19, las IPS aún se encuentran a la espera de activar las 220 camas pendientes. Es importante recordar que los adultos mayores son la población más vulnerable ante el coronavirus, por lo que se hace necesario extremar las medidas de autocuidado para preservar su salud.

El uso del tapabocas, el lavado de manos y el distanciamiento físico deben mantenerse, las visitas a los adultos mayores deben hacerse con sumo cuidado y con maneras de compartir sin poner en riesgo su salud.

Es importante reforzar los protocolos de bioseguridad en las casas y lugares en los que permanecen o transitan personas pertenecientes a esta población para minimizar los riesgos de transmisión del virus.

Asimismo, evitar las reuniones familiares y disminuir las visitas a los hogares geriátricos son acciones vitales para prevenir la propagación del virus entre personas de avanzada edad.