¡Prohíbido el uso del plomo en Colombia! El metal es altamente tóxico para los niños


Foto: www.pixabay.com

El plomo es un metal que ha estado presente en muchos objetos de nuestra cotidianidad y tiene una característica neurotóxica, es decir, que puede causar efectos adversos en nuestro sistema nervioso y los órganos de sentidos. El plomo puede estar presente en juguetes, accesorios, ropa, útiles escolares, productos comestibles entre otros de uso cotidiano, y puede ser absorbido a través del tracto respiratorio, gastrointestinal o la piel causando lesiones irreversibles en los niños.

Hoy después de varios debates, finalmente se ha aprobado un proyecto de ley en el Congreso, al que solo le falta la sanción presidencial, en el cual queda prohibido en el país el uso, fabricación, importación o comercialización de artículos que contengan plomo en cualquiera de sus compuestos y superen los 90 ppm (0.009 %), en elementos de contacto directo y frecuente por parte de los niños.

“Con este proyecto buscamos que se regule el plomo, especialmente en esos productos frente a los cuales los niños pueden tener acceso, con el fin de garantizarles a ellos ambientes libres de plomo”, le aseguró a este diario la senadora Nadia Blel, autora del proyecto de ley.

En el sector de la construcción también se prohíbe este metal en niveles superiores a los establecidos en pinturas arquitectónicas, tuberías, accesorios y soldaduras empleados en la instalación o reparación de cualquier sistema de distribución de agua para uso humano, animal o de riego.

Los efectos que puede traer el contacto constante con el plomo envenenamiento van desde problemas de aprendizaje y falta de concentración, hasta deficiencia motora y en algunos casos la muerte. Los niños son el blanco principal del plomo y «puede causarles consecuencias graves y permanentes en su salud, afectando muchos sistemas, en particular al desarrollo del sistema nervioso», aseguró Jesús Olivero Verbel, Ph.D y coordinador del Doctorado en Toxicología Ambiental de la Universidad de Cartagena.

Entre los problemas para los menores están la “dificultad de concentración, hiperactividad, disminución del coeficiente intelectual, problemas de comportamiento, aislamiento social, sensación de cansancio, inmunosupresión, discapacidad auditiva y anemia, entre otros. En exposiciones crónicas y severas, el plomo puede causar convulsiones y hasta la muerte”, advierte Olivero.

(Lea también: El 25 de junio vence el plazo para el pago del impuesto predial en Medellín)

“A partir de ahora todos los niños que vivan en Colombia deben tener niveles de plomo en la sangre que no superen los 5 microgramos por decilitro, esa es una recomendación de la CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) de Atlanta que ya se aplica en otros países y que bueno que tengamos eso y podamos empezar a construir nuestro sistema de salud basado en la prevención”, enfatiza la senadora del partido Conservador.

Una vez el presidente sancione la ley, el Ministerio de Salud dará unos lineamientos para monitorear la salud de los niños y se deberá reglamentar. El incumplimiento acarreará sanciones que irán desde multas diarias hasta por 5 mil SMMLV, hasta el cierre temporal o definitivo del establecimiento de comercio o sitios de almacenamiento.